Test Serológicos

¿Qué son los test serológicos y cómo funcionan?

La prueba serológica detecta nuestra respuesta inmunitaria contra el patógeno mientras está respondiendo o ha respondido en algún momento a esta infección. A través de una muestra de sangre o serum el test detecta los anticuerpos que produce el organismo, es decir, los anticuerpos capaces de eliminar el virus, concretamente, el IgM (inmonoglobulina M) y IgG (inmoglobulina G). La detección de estos anticuerpos a través de este método resulta rápida y simple, pues en no más 15 minutos se obtienen unos resultados muy importantes a nivel epidemiológico.

Se trata de pruebas de flujo lateral, también conocidas como ensayos inmunocromatográficos de flujo lateral, son dispositivos simples destinados a detectar la presencia de una sustancia en una muestra líquida sin la necesidad de equipos especializados y costosos. Las pruebas de flujo lateral operan con los mismos principios que los ensayos inmunosorbentes ligados a enzimas (ELISA). En esencia, estas pruebas ejecutan la muestra líquida a lo largo de la superficie de una almohadilla con moléculas reactivas que muestran un resultado visual positivo o negativo. 

Pueden usarse desde el día 5 - 7 de la enfermedad para detectar IgM hasta varios meses después la eliminación del virus para identificar IgG. Es el ensayo más rápido y fácil de realizar.

A continuación os dejamos una guía rápida de referencia donde explicamos paso a paso cómo debe realirzarse un test serológico o test rápido

IgG e IgM, ¿qué son y cuándo son detectables?

IgG e IgM son inmunoglobulinas que se unen al virus y activan el resto del sistema inmunitario para atacar y eliminar al virus. A continuación os explicamos qué indica la aparición de cada una y en qué momento de la infección son detectables por los test: 

  • IgM es el primer anticuerpo que el organismo genera de forma inmediata cuando un organismo extraño se introduce en el mismo. Por eso aparece en el periodo de latencia de la infección, que tiene lugar los primeros 7 días. .
  • IgG es un anticuerpo más especializado que se une específicamente al virus del SARS-CoV-2. La presencia de IgG es un indicador de infección en una etapa posterior (generalmente 7 días o más después de la infección). Su presencia indica la protección de nuestro organismo frente a ataques de virus y bacterias.
¿Cómo interpretar los resultados de los test rápidos?

Los test serológicos miden la presencia de los anticuerpos que el cuerpo genera contra el virus, es decir, IgG e IgM, los cuales nuestro sistema inmunitario genera a raíz de luchar contra una infección.

Pero, ¿qué significa cuándo son positivos alguno de los dos o los dos?

  • Los anticuerpos IgM se desarrollan en una fase temprana o incial de la infección.
  • Los anticuerpos IgG aparecen de forma más tardía, en la fase de recuperación de la infección.
  • Los anticuerpos IgM e IgG aparecen en los estadios intermedios de la infección.
Ventajas de los test rápidos

Las pruebas serológicas detectan nuestra respuesta inmunitaria contra el patógeno causante del virus SARS-CoV-2, comúnmente conocido como coronavirus. A través de una muestra de sangre, el aparato detecta los anticuerpos que producimos frente a la infección y que son capaces de eliminar el virus.

  1. Sencillo de realizar: no se necesita material de laboratorio específico.
  2. Resultados disponibles en menos de 15 minutos.
  3. Es posible hacerlo con una muestra de sangre venosa, capilar o serum.
  4. Alta especificidad y sensibilidad.
  5. Detecta IgG e IgM.
  6. Es el test más económico para detectar el COVID-19.
  7. Cuenta con certificación CE e IVD.
  8. Puedes tenerlo disponible en tu clínica/centro en 48 horas.
¿En qué momento de la evolución de la enfermedad los test detectan la presencia del COVID-19?

En qué momento de la evolución de la enfermedad corresponde realizar cada test:

  • PCR: Para las primeras etapas de la enfermedad, para detectar el virus antes de que sea sintomático y hasta el final de la enfermedad, para garantizar que el virus se haya eliminado del cuerpo.
  • ELISA: Desde el día 5 - 7 de la enfermedad para detectar IgM hasta varios meses después de la eliminación del virus para identificar IgG.
  • Test serológicos: Desde el día 5 - 7 de la enfermedad para detectar IgM hasta varios meses después de la eliminación del virus para identificar IgG. Es el ensayo más rápido y fácil de realizar.
Diferencias entre los tres test que detectan el COVID-19
  • Test serológicos:
    • La muestra se toma a través de sangre o serum
    • No es necesario analizarlo en un laboratorio
    • El resultado se obtiene en 15 minutos
    • Detecta los anticuerpos que el cuerpo genera contra el virus (IgG / IgM)
       
  • PCR:
    • La muestra se obtiene del ADN
    • Es necesario analizar la muestra en laboratorio
    • El tiempo necesario para conocer el resultado es de entre 2 y 4 horas
    • Detecta la propia presencia del virus en el cuerpo
       
  • ELISA:
    • La muestra se obtiene de la sangre
    • Es necesario analizar la muestra en laboratorio
    • El tiempo necesario para conocer el resultado es de 2 horas
    • Detecta los anticuerpos que el cuerpo genera contra el virus (IgG / IgM)

¿Quieres recibir más información sobre los test serológicos? ¿Eres una empresa y te gustaría poder realizarlos entre los empleados? Escríbenos a consultas@fagron.es y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.